Paciencia

 

 

Descargar Audio

 

Ten paciencia y triunfarás, pues la palabra suave puede quebrantar duros huesos.

Por favor subraye los conceptos mas importantes que encuentre.

Todo tiene su tiempo bajo el sol. Reconocer esos tiempos es un arte y una ciencia que pocos se toman el trabajo de profundizar. Cuando logramos identificar los tiempos apropiados obtenemos mejores resultados y  podremos evitar muchos problemas en la vida.
 
Vivimos en una sociedad de la rapidez: comidas rápidas, cajeros automáticos, autopistas virtuales; creemos y actuamos como si todo funcionara así. Sin embargo, la vida y la naturaleza nos enseñan  que existen procesos en los que el tiempo  y la espera son importantes. Cuando pasamos por encima y atropellamos esta realidad, podemos dañar el necesario proceso de madurez de las personas, las relaciones,  los negocios y de la misma naturaleza.
 
Tener paciencia significa que esperemos el  momento, y el momento dentro del momento, para actuar. Hay que entender que se debe  esperar la estación  adecuada  y un tiempo en el ambiente para adelantar ciertas acciones. Las personas  de carácter reconocen  las estaciones en sus   vidas, en las vidas de otros, en sus negocios y permiten cambios en el tiempo. Estamos hablando sobre la autorregulación. Paciencia es elegir, es sostener la paz  y, a la vez, calmar los temores de otros.

 

BENEFICIOS

La paciencia es un principio malentendido en la vida actual  por que muchas personas creen que es una forma de aplazar  los asuntos,  de aplazar decisiones y de aguardar  que las cosas vuelvan a su curso. Sin embargo, ser paciente trae los  siguientes beneficios:

  1. Se aprende a identificar los momentos apropiados y los inapropiados para sortear situaciones.
  2. Se sabe cuándo esperar y cuándo no.
  3. Según el estado de ánimo de una persona, de un empleado o de un equipo se sabe si se entra a corregir o no. Un momento puede ser el correcto o el incorrecto para tratar  una situación.
  4. Hay ocasiones en que sabemos las respuestas, pero no podemos decir lo que debería decirse, a causa del ambiente existente.
  5. En las personas pacientes se ven tres cosas básicas:
  6. Manifiestan Autocontrol.  Cuidan específicamente  sus reacciones en los momentos más difíciles. Ven que determinadas situaciones necesitan tiempo para producir cambios y resultados. Para lograr algo avancemos con cautela.
  7. Son Compresivas. Escuchan para asegurarse que comprenden. Disciernen sobre como sortear determinadas situaciones porque saben que ésta práctica es parte de la paciencia.
  8. Actúan con sabiduría.  Eligen controlar el ritmo de sus pasos y calman los temores de las personas involucradas. También dan buenos consejos.

 

PASOS A SEGUIR

La paciencia puede desarrollarse mediante tres actitudes:

  1. Aprenda que hay un momento apropiado para manejar cada asunto. El “ahora” no siempre es el momento adecuado. Los problemas no se pueden arreglar siempre todo el tiempo, inmediatamente.
  2. Deje madurar los problemas. Si los atacamos prematuramente, lo que hacemos es desgastarnos a nosotros  y a otras personas. A veces, por querer resolverlos, empeoramos.
  3. La paciencia prepara  su corazón para sortear  mejor los problemas.  Sobretodo en los que nos sentimos acalorados, enojados o fuera de nosotros mismos. Si dudamos un poquito, esperemos un poquito. La persona impulsiva muchas veces causa daño y hiere. Tan sólo cinco segundos, algunas veces, significan mucho porque tomaremos mejores decisiones y más apropiadas.
  4. Logre con paciencia que las cosas se hagan. La paciencia ejercida correctamente nos hace bien, podemos trabajar con ella y otros pueden trabajar con nosotros.

 

Un viejo proverbio dice: “Cuando el estudiante está listo aparece el maestro”. Significa que hay  un tiempo en que la persona se halla mentalmente dispuesta para aceptar y  relacionar lo que se le enseña. Hacerlo antes es inútil porque sólo recibiremos argumentos. En ocasiones nuestra paciencia se manifestara “Teniendo que esperar hasta el final par ver quién tiene la razón”.
 
Debemos aceptar que se necesita tiempo para el desarrollo de las personas. Hay que aprender a empujar y halar. En el ámbito familiar el asunto es aún más crucial. Una de las razones por la que muchas personas pierden a sus familias es porque no imparten  a sus miembros tales prácticas y enseñanzas acerca de la necesidad de ser pacientes. Sencillamente arremeten como toros y no comunican.
 
Si no practicamos la virtud de la paciencia seremos arrogantes, opresores y ahogaremos y apagaremos a la gente. No tener paciencia cuesta mucho más de lo que  podamos imaginar  pues contraviene  lo que así está dispuesto. Le ha costado a muchos niños su desarrollo, a muchos trabajadores su estancamiento y  frustración, a muchos  negocios su  cierre  y  a muchas buenas relaciones su terminación. Saber distinguir los momentos es virtud  de las  personas sabias.

 

AUTOEVALUACION

Reflexione  y responda

¿Es usted paciente o demorado?
¿En qué ambiente es más difícil practicar su paciencia?
¿Le molesta cuando las cosas se demoran?
¿Cómo educa a otros para que sean pacientes?

Vuelva a leer el Principio

¿Qué tan bien aplica usted éste Principio en su vida?
 

Evalúese de
1 a 10
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Por qué se dio ésta calificación?  
¿Qué beneficios obtendrá al subir su calificación?  
¿Qué acción específica puede Poner en práctica para probar los beneficios de este Principio?  
Chequeo de la Lectura diaria del  Principio L M M J V S D
                         Cumplí                               No cumplí

 

Caemos en la trampa que hayamos tendido a otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *