Inspiración

La esperanza tardía trae pesadumbre; pero cuando por fin se cumplen los sueños, hay vida y gozo

Inspirar significa estimular la mente y el espíritu de una persona.  Se logra presentándoles sueños y posibilidades que la motivarán para alcanzar su futuro.  La inspiración vendrá desde el interior de cada persona y no desde su exterior.  Los sueños en la gente se convierten en el propósito o motivo, la razón para vivir.  Necesitamos inspiración y sueños, junto con las normas.

Sin embargo, el temor también es un inspirador y se utiliza principalmente para establecer orden y parámetros.  Los buenos líderes comprenden la importancia de las normas que se temen, pero también entienden que las leyes acarrean ira.  El hombre no puede vivir solo por la ley.  Tarde o temprano se rebela.  No se puede criar a un niño sometiéndolo solamente a las normas.  Debe ser criado con amor y comunicación.  Y también debe haber reglas.  No puede uno convertirse en pilar, sin tener una línea a plomo, sin un punto de mira, sin leyes que fijen parámetros que sirvan como referencia para el enfoque deseado.   Siempre hay que tener leyes.  Así se llegará a un balance entre la ley y la benevolencia.

Para desarrollar una familia duradera y exitosa, empresa o sociedad, debemos diseñar un sistema que dé a todos:

· Provisión de sueños personales.

· Oportunidad.

· Esperanza
 

BENEFICIOS

· Entendemos la importancia de crear un ambiente para sueños con oportunidades.  Para generar inspiración, debemos crear el ambiente donde la mente pueda trabajar de manera libre, dentro de un conjunto de parámetros. Los parámetros son el marco guía para la creatividad.  Cuando la gente dice: “No veo oportunidades”, es porque la cultura no provee el ambiente en el que los sueños personales se pueden volver realidad.  Si somos demasiado estrictos, cortamos los sueños.  Las oportunidades se habrán ido y no tenemos esperanzas.  Por esto es clave lo que llamamos ambiente.

· Nos volvemos productivos.  Cuando la gente pierde las esperanzas, las mentes se detienen.  No pueden ver hacia delante, ni hacia atrás.  Se hallan atrapadas. No se puede vivir sin esperanzas. Por ello la gente acude al suicidio, porque no encuentran salida a nada.  Sin aspiraciones, sin sueños, sin esperanzas, sin mejoras, sin progreso y sin ideales parecidos, eventualmente seremos totalmente improductivos.  No habrá ambición, ni fuerza motivadora, ni creatividad.

· Cada uno de nosotros puede tener aspiraciones libremente.  Todos somos creados iguales, pero nuestros resultados serán diferentes, porque cada uno de nosotros puede aspirar más que otros: Tenemos diferentes dones, temperamentos, diferentes ideas creativas.

· Somos competitivos.  Debemos tratar razonable y equitativamente a todos, pero debemos permitir a otros superarse.  Ese deseo de superación es la fuerza que crea la competencia.  Hoy es común escuchar que la competencia es mala.  Sin competencia no vamos a ningún lugar.  Si se le retira a la sociedad el deseo de superación, simplemente se la destruye.  La competencia les permite a los soñadores proseguir con sus sueños siempre y cuando lo hagan correctamente, no haciendo daño para cumplirlos.

· Debemos disciplinar el mal que podamos causar, no el sueño. Cuando se participa en deportes cometemos faltas porque queremos ganar. Pero disponemos de reglas, de reglamentos que nos penalizan, cuando por ganar de manera injusta, aporreamos a alguien. Así, la penalización se lleva parte de nuestros sueños. Pero necesitamos las normas porque de otra manera destruiremos a los otros. Tenemos que aceptar y vivir con el reglamento en medio de la competencia.
 

INGREDIENTES

Este es el perfil de quienes conocen el poder de la inspiración:

· Viven por la inspiración.  Esta no es una opción. De otra forma somos conductores, no líderes.

· Tienen habilidad para inspirar a la gente porque auto-motivadas actúan acorde y no necesitan ser dirigidas. Una vez entendamos el poder de la inspiración, entonces nosotros mismos nos sentiremos inspirados.

· Eligen permanecer inspirados.  Cuando nos levantamos en las mañanas, podemos elegir si queremos inspirar a la gente e infundirles convicción y motivarlos: decidimos ser felices. Inspirar a otros es absolutamente un deber. Debemos implantar sueños en la gente.

 

Pasos a seguir:

1. Lidere con inspiración a todos; colaboradores, familia, vecinos, a todos.  Deles ideas y cosas parecidas sobre las cuales puedan ellos impulsarse y de ahí saltar y tomar esto o aquello.

2. Conduzca el sueño;  los buenos líderes se enfocan sobre bases de incentivos y sus planes se basan en sueños, lo que crea una fuerza poderosa en su gente.  Las personas se auto-motivan; necesitan menos dirección porque trabajan guiados por sus ideales, por sus convicciones.  Como si lo hicieran para sí mismos.

Recuerde que la Aplicación correcta de los principios, los convierte en hábitos; a su vez, los hábitos correctos le añaden valor a su carácter. Todo lo que eleva el sentido moral, tiende a ser protegido, preservado y empleado para bien.

Reflexione  y responda:

¿En la vida, se ha movido más por miedo o por sueños?

¿Cómo responde a los reglamentos y a las normas?

¿Alguna vez ha perdido la esperanza?  Explique ese sentimiento.

Auto-evaluación:

Vuelva a leer el principio ¿Qué tan bien aplica usted este principio en su vida?

Evalúese de 1 a 10 en moderación: (1) – (2) – (3) – (4) – (5) – (6) – (7) – (8) – (9) – (10)

¿Por qué se dio esta calificación?  ________________________________________________________________________

¿Qué beneficios obtendría al subir su calificación?  ___________________________________________________________

¿Qué acción específica puede poner en práctica para probar los beneficios de este Principio?

________________________________________________________________________________________

Chequeo de la lectura diaria del principio:

L : (  )  M: (  ) M: (  ) J : (  )  V: (  )  S: (  )  D: (  )

Ponga un √  cuando lea y una X cuando no lo haga

 

Cada día de nuestra vida, hacemos depósitos en la memoria

de aquellas personas que conocemos; dichos depósitos se

convierten en nuestra reputación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *