Entender a la gente

Comprender a los demás es realmente 
la llave de la sabiduría.

El mundo actual está lleno de sofisticados aparatos y mecanismos de comunicación.  Sin embargo, es muy poco lo que hemos logrado en materia de entendernos unos con otros.  Entender a las personas, significa ir más allá de nuestra habitual zona de comodidad y de egoísmo.  Implica salir de nosotros mismos y empezar a ver la realidad como la ven quienes nos rodean.

¿Por qué queríamos entender a la gente?

Veamos algunos beneficios:

  • Nos evitará muchos conflictos.
  • Podremos liderar y motivar a la gente.
  • Nos dará un corazón tolerante y que perdona.  Es interesante que el perdón haga parte de este principio.  Cuando entendemos a una persona, no la juzgamos.  Posiblemente hayamos estado en una situación similar o pasado por la misma circunstancia.  Nos hacemos una idea completamente diferente de esa persona.
  • Somos más tolerantes.  La tolerancia es un aspecto supremamente crucial en los negocios, en la familia, en las relaciones.  El buen entendimiento nos provee también de una actitud de perdón.  Entendemos su ignorancia o el porqué de lo que hicieron.  La gente quiere ser amable y buena, pero las situaciones y la presión en la vida, las empuja más allá de sus esperanzas y de sus sueños.
  • Comprender es realmente la llave que abre la sabiduría.  El sabio rey Salomón hablaba mucho acerca de ciertas clases de personas: los necios, los hazmerreír, los rebeldes, los perezosos y otros.  Era sabio y famosos porque los entendía y sabía cómo tratarlos.  Si no los entendemos, tendremos muchos conflictos innecesarios con ellos y desplegaremos una mala actitud hacia estas personas; actitud que a su vez nos lastimará más a nosotros mismos que a ellos.  La mayoría de los conflictos se originan porque no nos entendemos unos con otros.  No entendemos dónde se encuentra la persona en la vida.  La mayoría de pos-conflictos obedece a que tenemos diferentes opiniones y no sabemos cómo resolverlas o cómo obrar con ellas.

 

INGREDIENTES

En el carácter de las personas que entienden a los demás, encontramos estos ingredientes:

  • Entienden las necesidades de la gente que los rodea.  Saben qué quieren y por qué lo quieren.  Sin entender sus necesidades, podremos estar sirviéndolos, pero no satisfaciéndolos.  A veces, lo único que ellos desean es ser apreciados y reconocidos.  Cada uno de nosotros como humano tiene, al menos cuatro necesidades básicas.
  • Ser amado y apreciado.
  • Experimentar un sentido de logro o autovaloración.
  • Experimentar la seguridad de la pertenencia.
  • Sentir seguridad económica.

A veces pensamos que realmente estamos sirviendo bien a alguien, pero estamos desenfocados.  Se debe a que no escogemos la actitud de la persona a quien estamos sirviendo.  Se trata de una habilidad, algo que podemos aprender.  Si nos guiáramos por las cuatro necesidades básicas de la gente para entenderla, llegaremos a ser buenos líderes.  Empero, sin estas cuatro razones será muy difícil.

  • Motivan a la gente para que sirvan a otros. Los conocen y saben cómo dirigirlos y cómo lograr de ellos la respuesta acertada.  !Qué llave para el liderazgo es ésta!
  • Son tolerantes.  Hay que ir a un significado más profundo de la tolerancia, pues el mundo actual cree que es no meterse con nadie y muchas veces se convierte en terrible indiferencia.  La tolerancia significa que decimos a los otros lo que creemos y éstos nos dicen lo que ellos creen y discutimos sobre alguna situación planteada.  Una vez entendidas las diferencias, se establecen parámetros que conocemos.  Sabemos cuáles son nuestras debilidades y cuáles nuestras fortalezas y ahora podemos trabajar hombro a hombro, aún en medio de diferencias y de opiniones diferentes.
  • Dan oportunidades iguales a las gentes. Cuando tratamos de enseñar justicia y equidad, no lo logramos porque la gente no es igual.  Igual oportunidad es tema diferente. Algunas personas sobresalen en algunas áreas mientras que no pasa lo mismo con otras.  No podemos tratar el asunto solamente basados en el concepto de igualdad; debemos hacerlo basados en los dones que la gente ha recibido, sus fortalezas y su crecimiento. Al entender esta realidad y de acuerdo con las fortalezas demostradas, hay que ubicar a las personas en los puestos más indicados para que consigan el éxito.
  • Saben cómo ubicar a las personas según sus capacidades.  Entender las debilidades de un individuo para cubrirlas con las fortalezas de otro, es una habilidad que requiere agudeza y comprensión de la naturaleza humana.  Podemos destruir a la gente al tratar de ponerla en un molde al cual no pertenece. Las personas vienen en diferentes diseños y formas lo que las hace diferentes y calzan en huecos diferentes.  Entender este principio es la llave para el éxito y la simplicidad de la vida: No somos iguales; somos diferentes; y a pesar de todo, cada uno tiene un lugar dónde encajar en la vida. Debemos encontrar tal lugar. Poner a todo el mundo en u mismo molde se torna destructivo e insatisfactorio y ninguna sociedad vivirá para siempre bajo este concepto.

 

Pasos a seguir:

Un líder debe entender “a quién lidera” y “qué lidera”:

  • Entienda dónde se encuentran las personas en la vida y qué les ha pasado.
  • Entienda el temperamento de las personas.
  • Conozca cuáles son los dones de cada persona; con tales dones dirigimos nuestra atención a lo que llamamos motivación, la cual a la vez, activa nuestro desempeño.
  • Levante a las personas cuando están abajo, porque éste es el momento preciso para hacerlo; muchas veces la gente después de haber reaccionado se siente mal.  La gente no nos escuchará cuando se encuentra arriba.  Cuando las personas se hallan decaídas, andan buscando algo; cuando se encuentran arriba, son arrogantes y dicen: “Yo sé cómo hacerlo.  No me diga qué hacer”.  Pero cuando están abajo dicen: “Ayúdeme”, y ésta es la oportunidad para ayudarles.
  • La vida no es en absoluto tan difícil, aprendamos a disfrutarla y tratemos de entender a la gente. Hoy podemos decir: “Sabe, la vida es muy simple”.  La vida es sencilla, pero debemos entender qué es la tolerancia; qué es entender a la gente.  La vida se vuelve más grata y podemos proseguir el camino y obtener grandes logros.  Nuestro mundo se amplía más y más en nuestro pensamiento con la comprensión de la gente.
  • Recuerde que la Aplicación correcta de los principios, los convierte en hábitos; a su vez, los hábitos correctos le añaden valor a su carácter. Todo lo que eleva el sentido moral, tiende a ser protegido, preservado y empleado para bien.

Reflexione  y responda:

¿Cómo ha sido usted influido por alguien que se toma el tiempo para entenderlo?

?Qué cree usted que motiva a su gente?

Auto-evaluación:

Vuelva a leer el principio ¿Qué tan bien aplica usted este principio en su vida?

Evalúese de 1 a 10 en moderación: (1) – (2) – (3) – (4) – (5) – (6) – (7) – (8) – (9) – (10)

¿Por qué se dio esta calificación?  ________________________________________________________________________

¿Qué beneficios obtendría al subir su calificación?  ___________________________________________________________

¿Qué acción específica puede poner en práctica para probar los beneficios de este Principio?
_______________________________________________________________________________

Chequeo de la lectura diaria del principio:

L : (  )  M: (  ) M: (  ) J : (  )  V: (  )  S: (  )  D: (  )

Ponga un √  cuando lea y una X cuando no lo haga

 

Algunas cerrarán sus oídos ante el consejo,

pero la mayoría abrirá sus ojos al templo

 

Comentarios Publicados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *