Crítica

Si aprovechas la crítica constructiva, alcanzarás un puesto entre los hombres famosos

Cuando quiera que haya un problema, tenemos que vérnosla con la verdad porque ella nos hará libres.  De allí que no nos deba molestar la crítica porque andamos en búsqueda de la verdad y deseamos ser mejores.  La crítica siempre debe escucharse.

Debemos diferenciar entre la crítica humana y la crítica constructiva.  Una teoría sobre la actitud mental positiva dice que no hay tal crítica constructiva.  Que toda crítica es negativa, lo que equivale a decir que no podemos corregir lo que está mal hecho y eso, sencillamente, se sale del sentido común.

Si realmente vamos tras la verdad, debiéramos entender que hay críticos y entender el valor de su crítica.  Un crítico es alguien que expresa sus ideas frente a lo que hacemos y en ocasiones, hace acusaciones, porque descubre aspectos que no hemos tenido en cuenta en nuestras intenciones. Los críticos dicen cosas que posiblemente contengan razones importantes para nosotros y que necesitamos corregir  para madurar.

BENEFICIOS

Cuando aprendemos a recibir crítica, mejoramos en:

  • Nos volvemos sabios.  Aprendemos tanto de lo bueno, como de lo malo.
  • Aprendemos a tomar la verdad sin importar quién la dice.  Este  es un punto muy importante en la madurez del carácter.  Nuestro valor de la verdad debiera ser siempre mayor que cualquier sentimiento que alberguemos hacia la persona que nos revela la verdad a través de la crítica.  A veces, solemos subvalorar la crítica porque proviene de personas que tienen menos educación o menos rango, o al revés, porque son muy educadas o porque no nos conocen muy bien.  Sin embargo, distinguir entre la fuente y lo que dice es asunto de madurez.
  • Nos damos la oportunidad de madurar.  Cuando alguna persona que nos agrada, dice algo acerca de la verdad, gustosos la aceptamos.  Pero también ocurre que un crítico nos insulte, nos provoque o simplemente nos incomode, e inmediatamente procedemos a defendernos.  En cualquier caso, hay oportunidades para crecer y ser mejores personas.
  • Nos volvemos buenos oyentes y analizamos lo que se nos dice.  El  valor está en saber escuchar y abrir nuestra mente para aprender a valorar a quien nos critica, pues allí está la oportunidad para mejorar nuestra acciones y para construir relaciones más significativas.

 

INGREDIENTES

Las personas que saben aprovechar la crítica, nos dan excelentes claves en su comportamiento para aprender:

  • Piden que los critiquen.  Toda persona que tenga un corazón honesto, que de veras quiera crecer, estará abierta a la crítica y pedirá que otros la analicen.  Es más fácil para alguien criticar si se le pide que lo haga y nos dará respuestas más cercanas a la verdad.
  • Nada los ofende.  No significa que siempre estén de acuerdo con  lo que oyen, pero no les molestan las críticas porque desean saber, desean con toda honestidad entender.  Mucha gente se ofende por nimiedades e involucran sus emociones y se descomponen, pero esto los hace retroceder antes que adelantar.
  • Agradecen por los críticos.  De hecho, un crítico tiene el coraje de decirnos lo que piensa. Es alguien valiente que está en nuestro camino para ayudarnos a crecer.  Quizás en el pasado hubo personas que nos dijeron cosas muy duras o que hicieron una crítica demoledora.  En su momento, se portaron de manera despiadada, pero en perspectiva era lo que necesitábamos.

 

PASOS A SEGUIR

Distinguiendo entre el hecho de recibir la crítica o de hacerla:

· Para recibir crítica:

  • Cuestiónese a sí mismo sobre el Principio que pueda estar violentando.  Según la crítica que reciba, pregúntese si hay algún valor o estándar que esté violando.  Si es así, sométase al principio o valor.  La crítica puede ser una señal de alerta que sirve para cambiar el rumbo.
  • Acepte las críticas y evalúelas.  La clave es tener la siguiente actitud:  “Posiblemente aquí hay algo bueno”.  A la gente no le gusta la crítica porque ésta afecta su orgullo.

· Para criticar a otros:

  • Haga la crítica en privado.  A nadie le gusta ser avergonzado ni quedar en evidencia.
  • Reconozca lo que hay de valía en los demás, antes de mostrarle lo que debe cambiar.
  • Dé a conocer los beneficios que obtendrá si cambia.
  • Indique qué ve mal, pero ignore el por qué lo hace.  Después de hacer la crítica en sí, agregue la frase: “Y no sé por qué lo haces”.  Así abrirá lugar al diálogo y quitará el sabor de acusación y de juicio implacable.

Recuerde que la Aplicación correcta de los principios, los convierte en hábitos; a su vez, los hábitos correctos le añaden valor a su carácter. Todo lo que eleva el sentido moral, tiende a ser protegido, preservado y empleado para bien.

Reflexione  y responda:

¿Cuál es su actitud cuando lo critican?
¿ Qué lo afecta más: las palabras de la crítica o las personas que lo critican?
¿Usted sabe criticar?

Auto-evaluación:

Vuelva a leer el principio ¿Qué tan bien aplica usted este principio en su vida?

Evalúese de 1 a 10 en moderación: (1) – (2) – (3) – (4) – (5) – (6) – (7) – (8) – (9) – (10)

¿Por qué se dio esta calificación?

___________________________________________________________________

¿Qué beneficios obtendría al subir su calificación?

___________________________________________________________________

¿Qué acción específica puede poner en práctica para probar los beneficios de este Principio?
___________________________________________________________________

 

Chequeo de la lectura diaria del principio:

L : (  )  M: (  ) M: (  ) J : (  )  V: (  )  S: (  )  D: (  )
Ponga un √  cuando lea y una X cuando no lo haga

Hay tres cosas que son extremadamente duras: el acero, el diamante 
y conocerse a uno mismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *