Frase del 28 de abril del 2012

El único límite para nuestra compresión del mañana serán nuestras dudas al presente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *